FHC deita e rola no Clarin-Ar


Brasil necesita volver a confiar en el futuro
Fernando Henrique Cardoso. Ex presidente de Brasil.

Sólo me refería al fracaso de la gestión gubernamental, que yo atribuía a la sustitución indiscriminada de funcionarios competentes por militantes.Había más que clientelismo y amor al partido hegemónico. Había distorsiones de conducta mucho mayores, de carácter mafioso en algunos casos. Ha habido tres meses de crisis políticas, comisiones parlamentarias de investigación día y noche, asombro general y parálisis política y administrativa. Las mayorías "compradas" no lo son para aprobar leyes concatenadas en un programa, sino para garantizar la victoria en las próximas elecciones. El Presidente prefirió dar brincos de cabra ciega. Se trata de reunir personas y grupos y de rehacer el tejido de alianzas con la sociedad civil. El PT para ser competitivo, tendrá que renovarse por completo. El comportamiento de su líder máximo no da señales de eso. Lula continúa mirando por el retrovisor. Ningún partido reúne condiciones para aglutinar una mayoría. No será fácil reconstruir la confianza. En fin, es el momento de decir, con voz fuerte y clara, que el robo y la corrupción no son de izquierda ni de derecha.Son desviaciones de conducta que no se pueden justificar en nombre de ninguna causa y que tampoco se derivan de sistemas electorales imperfectos o de estructuras sociales inicuas.

<< Home