Conheça Melhor Evo Morales, Líder "Cocalero" e Que Lidera as Pesquisas Presidenciais na Bolívia


La Tercera-Chile.
Artigo de Manfredo Kempff
Evo Morales, para quienes no lo conocen, es un fenómeno político producto del caos social. Aimara de origen, se trasladó a la región quechua de Cochabamba, al Chapare tropical, donde se convirtió en líder de los cocaleros, llegando a presidir, hasta hoy, las seis federaciones de productores de coca.

Cuando los sucesivos gobiernos empezaron a combatir la producción ilícita de la hoja y aplicaron una legislación rigurosa a instancias de Estados Unidos (la coca del Chapare, por sus características, está destinada íntegramente a la producción de cocaína), Morales se hizo notar recurriendo a los bloqueos de caminos para protestar y presionar a las autoridades. Los bloqueos (sobre todo en la carretera Cochabamba-Santa Cruz) paralizan, en la práctica, buena parte de la economía, lo que hace imperioso levantarlos utilizando la fuerza. Fue así como Evo Morales se convirtió en caudillo indiscutido de los cocaleros y terminó creando un partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), que en las elecciones del 2002 tuvo un formidable crecimiento. "Vivo como una ardilla", como dice Vargas Llosa, Evo Morales no ha hecho otra cosa que trabajar y crecer en busca de la presidencia del país.

Propone la nacionalización de los hidrocarburos (en el fondo, de los recursos gasíferos), la estatización de Entel y la reversión al Estado de todas las riquezas naturales, renovables o no. Las banderas de la defensa de la coca no eran suficientes para que Morales trascendiera nacional e internacionalmente, y fue entonces cuando sus asesores (políticos de una izquierda caduca convertida en populismo salvaje) le instaron a dar esos pasos. Ahora amenaza con espantar las inversiones extranjeras en una nación que tiene cero ahorro interno y, para colmo, reniega del tratado de libre comercio con EEUU.

Aunque directamente no fue decisivo en el derrocamiento de Sánchez de Lozada, acusándolo de pretender "regalar" el gas a Chile, lo fue en mayor medida en la renuncia de Carlos Mesa, interpretando a su manera el descabellado referéndum al que convocó éste. Bolivia se las juega en estas elecciones. Si gana Morales y se impone una nación indigenista cocalera, casi "islámica".
Blog do Cesar Maia

<< Home