Más difícil que bailar samba


Investidores chilenos reclamam das dificuldades para se penetrar no mercado brasileiro.Longa matéria no El Mercurio de hoje. Imperdível no todo.


AVENTURA EMPRESARIAL.

Incursionar en el mercado brasileño: Más difícil que bailar samba ¿Y por qué tan malos resultados? El ambiente altamente competitivo, la informalidad del sector -que impide competir de igual a igual con los locales-, los altos impuestos y los altos costos de operación son los principales motivos esgrimidos.
Brasil es un mercado complejo para las empresas chilenas que invierten directamente allá. También hay casos de empresarios que han evaluado la posibilidad de instalarse en Brasil, pero finalmente la han desechado. Un país, de muchos sistemas. Atractivo es que el precio de las acciones en el mercado brasileño todavía no es alta. Brasil no es "investment graded" (recomendado para invertir), categoría que Chile alcanzó hace años.

"Incluso con la crisis política que hay actualmente, la mayoría de los economistas pronostican que Brasil va a serlo dentro de 3 a 5 años, con lo que todo se volverá más caro. Dado que Chile cuenta con la ventaja de un costo de capital mucho más bajo que el de Brasil, es el momento de aprovechar esa oportunidad", plantea el socio de McKinsey.

Por ser un país federal, hay una multiplicidad de leyes e impuestos nacionales, federales, estatales y municipales, y el comportamiento del sector público es dramáticamente distinto de un estado a otro.Además, la manera de interactuar de los brasileros es distinta a la chilena: la comunicación es más indirecta y diplomática. Por último, hay quienes aseguran que los brasileros son malos para pagar. "Si no tienes un buen colchón cuando estás haciendo una inversión grande, puede ser dramático".

"Sólo debe instalarse en Brasil quien tiene una posición de liderazgo en Chile. Un aspecto clave es que entienda qué parte del modelo de negocios puede trasladar y cuál no. Dos errores muy comunes son transferirlo en el ciento por ciento, o hacer una adquisición y dejar las cosas tal como están",asegura el consultor Heinz-Peter Elstrodt, quien ha presenciado el ingreso a Brasil de muchas empresas extranjeras que han fallado por usar el mismo modelo de negocios, sin conocer las particularidades de Brasil. Por ejemplo, pueden requerirse cambios en sistemas de distribución o características del producto.

<< Home